Follow by Email

jueves, 27 de octubre de 2011

Mural con Papel Contact III

Aqui va la tercera parte. Perdón por la tardanza, pero he estado muy ocupada. Bueno, sigamos. Una vez que hayan recortado las piezas de su mural, lo siguiente es pintar la pared. en mi caso la pinté de blanco.

Luego, empezar a pegar las figuras que ya recortaron de papel contact. Empezamos por la lámpara.
Yo ya tenía como línea de referencia el zócalo. Si no tienen zócalo, pues pueden tomar como línea de referencia el piso. Hay que ir despegando el papel de la parte de atrás poco a poco, o se nos pegará a todas partes el contact. Hay que pegar parte por parte, y una vez pegado, pues le quitan otro poco más del papel de atrás. Para que quede bien pegado, con un trapito hacen movimientos circulares sobre la figura.

Continúan así hasta que la figura esté completamente pegada.

Para las curvas que van en la parte de arriba de la lámpara, como ya mencioné antes, tuve que ir poco a poco cortando cachos de papel contact porque como van muy delgadas, se enrosca el papel y luego es muy difícil pegarlas. Mi marido se distrajo durante este proceso y no me tomó fotos, así que se las debo. Pero luego lo puse a trabajar
Él me ayudó a pegar la figura de la lámpara. Luego hacen lo mismo con los gatos. Nosotros tomamos como referencia la altura de los cojines de nuestro sillón, porque queríamos que los gatos se vieran como si estuvieran sentados sobre ellos. Para eso tomamos la altura, y con un nivel en mano, trazamos una línea con lápiz donde queríamos que fueran los gatos. Sobre esa línea alineamos la parte de abajo y pegamos. La gata fue un poco difícil por lo mismo que son líneas delgadas, pero quedó bastante bien. Si se les rompe, no se preocupen, pueden pegar el pedazo, aunque deben de ser cuidadosos para que no se note. La gata de hecho se me rompió en una parte, pero no se ve.
Luego pegan las letras, haciendo lo mismo que con los gatos. Miden la altura a la que lo quieren, dibujan una línea con el nivel, y pegan. Después, hay que colorear los gatos, porque así se ven muy simplones. Para eso, utilicé pinturas acrílicas amarillo, rojo y blanco. Los collares los pinté de amarillo. Luego mezclé rojo y blanco para obtener rosa y pintar las orejas de los gatos, la nariz del gato y el hocico de la gata. Usé el mismo rosa para, con un esténcil de corazones (lo que hice fue que como se imprimieron los corazones del dibujo de los gatos, pues recorté esos y usé el papel con el hueco como esténcil) pintar los corazones alrededor de los gatos. Para darles un poco de dimensión, en algunas orillas dí algunos toques con blanco. Para la lámpara usé un poco de rojo en el centro, se difumina con amarillo, y en la orilla el amarillo se difumina con blanco. Traten de hacerlo en trazos circulares tomando como centro el centro de la lámpara.

También pinté algunos corazones sobre la frase. Moka no se quería mover. Cuando traté de moverla para pintar sobre la "I", me sacó la lengua.
Bueno, aquí les pongo un "close up" de los gatos. Creo que aquí se alcanza a ver la línea de lápiz abajo del dibujo. Y a ver si ven dónde se me rompió la gata, jeje.
Y aquí está de nuevo el mural terminado.

Aunque después se me ocurrió que le faltaban cosas al resto de la pared, así que pensé en ponerle "te amo" en varios idiomas por todos lados. Todavía ando en eso, cuando quede terminado, subiré fotos. ¡¡Hasta luego!!

martes, 11 de octubre de 2011

Mural con papel contact II

Ok, aquí va la primera parte del paso a paso del mural de gatitos hecho con papel contact negro.
La lámpara la tuve que dibujar a mano, porque no tenía modo de imprimirla a la escala que necesitaba. 
Con un flexómetro medí la altura que quería que tuviera la lámpara sobre la pared. En mi caso fueron 1.97m. Luego medí eso sobre el papel contact, y sobre el centro del papel fui haciendo uno de los lados; como es simétrica, pues la doblé (cuidando que no le quede la marca) y marqué la forma del otro lado. Luego la recorté. En mi caso, sólo hice el poste, porque el detalle de las curvas son líneas muy delgadas y el papel se me enroscaba y se perdía la forma, así que decidí irlas cortando sobre la marcha.
 aqui está frida que quería jugar.


Para los gatos, lo fui imprimiendo varias veces hasta que obtuve la escala que quería. luego recorté la forma sobre el papel, para obtener un molde y ponerlo boca abajo sobre la parte de atrás del papel contact. Ojo con eso: a la hora de pasar las figuras al papel contact cuiden que sea al revés, o quedarán como en espejo. Con algunas figuras, como el poste de la lámpara, eso no importa, pero con mis gatos quería que quedaran tal como estaba la imagen.
estos son mis moldes.
Para pasarlos al papel contact, usé un marcatextos que fui pasando de manera que pintara parte del papel contact y parte del molde, para que me quedara la figura exacta.

Luego sólo hay que recortar por el lado de adentro de la línea.

Para la lámpara es lo mismo. La imprimen en la escala que deseen, recortan el molde de papel bond, lo pasan con marcatextos al papel contact y recortan. las fotos de arriba son de este proceso pero con la lámpara, porque no pude sacar fotos del proceso de hacer los gatos.
Para las partes que van blancas o del colores en la imagen original (de los gatos), voltean el molde, y lo ponen sobre el papel contact, de manera que queden ambos al derecho.

Entonces con un exacto (pueden usar un cutter, pero el exacto permite más movimiento y las curvas se hacen mejor) repasan todas las lineas que se quieran resacar.

mi exacto era de plástico, y a moka le pareció bueno para masticar. Lo único que me dejó fué la parte de la navaja (menos mal, aunque por un minuto no pude encontrar la navaja entre los restos del cutter y me dió miedo que se la hubiera comido). Pero de todos modos me sirvió mejor que el cutter.
Aquí está la figura en papel contact y el molde
Para hacer los ojos y el hocico de la gata, es más o menos lo mismo; hay que poner el molde sobre el papel contact y recortar.

Ok, por hoy es todo, seguiremos luego con el paso a paso.  

sábado, 8 de octubre de 2011

Mural con papel contact I

Había una pared en mi casa a la que todavía no le ponía nada. Se me había ocurrido pintarle frases de La Torre Oscura de Stephen King. Pero era mucho trabajo. Y me topé con una foto en las páginas de wall tatoos. Era un mural de dos gatos con corazoncitos debajo de una lámpara, y me gustó. Y esto fue lo que hice:
Me costó bastante trabajo encontrar los gatos, porque los que hallaba estaban tan pequeñitos que el detalle a la hora de ampliarlos al tamaño que yo quería se perdía. Por fin encontré esta imagen:
y para hacer la lámpara me basé en esta imagen:
Tenía un fondo rosa, y para imprimir como que se perdía, y le borré todo lo que pude en el Paint brush.
Hasta aqui le dejo, en otro post (más bien varios) pongo el paso a paso. 

jueves, 6 de octubre de 2011

De mascotas


Estas son mis perritas, Frida y Moka. frida tiene 2 años y Moka apenas 10 meses. Frida fué un regalo de mi tía. Al principio creí que estaban bromeando, porque le había pedido  a mi madre que me dejara tener perro desde que puedo recordar, y jamás me había dejado tener uno.
Era toda orejas.
aqui está de 2 meses. No se le alcanzan a ver tan bien las orejotas.

En la de abajo está durmiendo. Cuando era cachorra se ponía panza arriba. Ya no. Lástima, se veía tan tierna...

Le encanta tomar el sol. Cuando todavía no me casaba, la subíamos a la azotea, y ahí se quedaba, sentadita tomando el sol.
ahora ya no sube a tomar el sol. Ahora brinca para que la subamos a jugar con Moka. No es que Moka viva en la azotea, es que a ella no le da miedo la escalera y sube y baja cuando quiere. Frida le tiene miedo a la escalera y no se sube, hay que cargarla hasta arriba. Y también hay que subir por ella.
Y hace aproximadamente 6 meses, estando en celo, conoció a un guapo chihuahua, un perro de taller. Estaba mugrosón, el galán. Ya me tenían harta, porque el perrillo iba a visitarla en la madrugada, y tenía yo a dos perros chillando, el macho afuera y la Frida adentro, que les abriera. Aparte se me escapó tres veces para ir a buscar al perro. Total que me enfadé y que dejo entrar al galán. Y pues que Frida se embarazó.
En esta foto está de casi dos meses. Ya casi no podía caminar, la pobre. La llevamos con el veterinario, nos dijo que a veces los chihuahuas necesitan cesárea por cabezones, asi que le hicieron una radiografía y nos dijeron que iba a tener tres cachorritos. Necesitaban una segunda radiografía cuando estuviera a punto de tenerlos, por si acaso salían cabezones. La idea era que, como estaba super agresiva con Moka, tuviera sus perritos en casa de mi mamá, así que se llevó la caja con trapos que habíamos preparado. Al día siguiente la íbamos a llevar al veterinario para la radiografía. Mario, mi esposo, y yo, estábamos trabajando, y cuando él se fué a dormir, me grita: ¡Pao, ven, rápido! yo corro, y ¡oh, sorpresa! Frida estaba en mi cama teniendo a sus cachorros (WTF!!!). Afortunadamente, la colcha estaba arrugada encima, y parece que Frida la acomodó mejor, y la suciedad no se pasó a la cama.
Pues ya, tuvo sus tres cachorros y apagamos la luz. Al rato oí que los perritos lloraban, y me levanté a ver que pasaba, y ¡tómala! había cuatro cachorritos. Yo esperaba sólo tres. Había encontrado dueños para tres. En la foto no se ven, pero juro que hay cuatro perritos ahí, además de Frida. Bueno, si cuentan las colitas, verán que son cuatro.
Al dia siguiente los llevamos a que los revisara el veterinario, nos dijo que estaban bien, y mi mamá se los llevó a su casa, porque Frida atacaba a la pobre de Moka cada vez que la veía. No la quería ni a 100 metros de sus cachorros.
Este es uno de los cachorritos.

Y este es el chicharito, el que se quedó mi mamá.
aquí están tres ya más creciditos. El que se está escondiendo es Chicharito.
Bueno, hasta aquí le dejo por hoy. En otro post escribiré la historia de Moka.

lunes, 3 de octubre de 2011

Chicharito

Este es Chicharito, el perro de mi mamá. Es hijo de mi chihuahua Frida.
Pobre Frida, ella queriendo dormir y yo encandilándola con el flash. Pero volvamos con chicharito. Ya hablaré de Frida en otra ocasión. Y de Moka. El Chicharito es una cosita de perro.  Y super consentido.
Esta es mi mamá llevando al Chicharito a dormir. Lo carga porque duerme arriba, y el señorito le tiene miedo a la escalera. Pero aparte de lo consentido, es un amor. Aunque algo cochinón. Cada vez que me ve, corre a su camita a ponerse panza arriba y se orina de la emoción. Y lo regaño y corre a esconderse detrás del refrigerador. Ahora que lo pienso, he conocido ratas (de laboratorio) más grandes que él.

Torre de huitlacoche

La semana pasada compré huitlacoche en el tianguis. El huitlacoche, para quienes no lo conocen, es un hongo comestible que crece en el maíz. Es considerado una plaga, pero nosotros los mexicanos no desperdiciamos nada, así que lo guisamos. Es delicioso. Si quieren más información sobre el huitlacoche, la encuentran aquí.
Busqué en la red una receta interesante para prepararlo y me topé con esta. Se trata de una Torre de Huitlacoche. Yo no tenía todos los ingredientes, así que la adapté un poco. La hice hace varios días, pero no había tenido tiempo de subir las fotos.
Quedó así:

Torre de Huitlacoche (4 porciones)
4 rebanadas pan integral
30 grs mantequilla
1 cubito chile chipotle (o un chile chipotle de lata)
1/2 cebolla picada
250 grs queso adobera
250 grs huitlacoche
200 grs. queso de cabra (yo usé a las 4 pimientas, pero pueden usar con hierbas finas, natural o del que gusten)
crema de leche (c/n)
50 grs Jamaica
1 taza azúcar

Ok, lo primero es cortar las rebanadas de pan con un aro.


Lo siguiente es mezclar la mantequilla con el cubito de chile chipotle. O si usan chiles de lata, pues primero hagan una pasta con el chile y luego lo mezclan con la mantequilla. Pueden usar cualquier chile que quieran.

Luego hay que poner un poco de mantequilla ya mezclada con chile chipotle sobre cada círculo de pan, y meterlo a dorar a un hormito eléctrico. Si no tienen horno eléctrico, pueden ponerlo en el de la estufa.

déjenlo enfriar. Mientras hay que lavar el huitlacoche. Ponemos a dorar la cebolla con un poco de grasa (yo uso manteca de cerdo, pero pueden usar aceite o lo que quieran).
Cuando acitrone agregamos el huitlacoche; por último agregamos el queso. Dejamos enfriar.













Mientras, mezclamos nuestro queso de cabra con la crema, para que quede un poco más cremoso y manejable.

Para armar nuestra torre, ponemos en el fondo del aro uno de los círculos de pan dorados, y le ponemos un par de cucharadas de la mezcla de queso de cabra y crema, de manera que quede una capa de queso sobre el círculo de pan.

Luego ponemos una capa de nuestro guiso de huitlacoche.

Desmoldamos. Para desmoldar, con la misma cuchara con que sirvieron el huitlacoche, vayan presionando en las orillas del aro mientras lo retiran, para que no pierda la forma.



Mientras preparan todo eso, hay que hervir la jamaica en un poco de agua; una vez hervida, le quitamos las flores y le agregamos el azúcar. Dejamos que hierva, mezclando continuamente, hasta que tome la consistencia de un jarabe.
Una vez desmoldada nuestra torre, le agregamos un poco de jarabe de jamaica y unas ramitas de cilantro o perejil para adornar.

el guiso de huitlacoche no estaba lo suficientemente frío y se derritió un poco el queso de cabra. Pero el sabor sigue siendo riquísimo, así que no se preocupen si no les queda perfecto a la primera.