Follow by Email

jueves, 27 de octubre de 2011

Mural con Papel Contact III

Aqui va la tercera parte. Perdón por la tardanza, pero he estado muy ocupada. Bueno, sigamos. Una vez que hayan recortado las piezas de su mural, lo siguiente es pintar la pared. en mi caso la pinté de blanco.

Luego, empezar a pegar las figuras que ya recortaron de papel contact. Empezamos por la lámpara.
Yo ya tenía como línea de referencia el zócalo. Si no tienen zócalo, pues pueden tomar como línea de referencia el piso. Hay que ir despegando el papel de la parte de atrás poco a poco, o se nos pegará a todas partes el contact. Hay que pegar parte por parte, y una vez pegado, pues le quitan otro poco más del papel de atrás. Para que quede bien pegado, con un trapito hacen movimientos circulares sobre la figura.

Continúan así hasta que la figura esté completamente pegada.

Para las curvas que van en la parte de arriba de la lámpara, como ya mencioné antes, tuve que ir poco a poco cortando cachos de papel contact porque como van muy delgadas, se enrosca el papel y luego es muy difícil pegarlas. Mi marido se distrajo durante este proceso y no me tomó fotos, así que se las debo. Pero luego lo puse a trabajar
Él me ayudó a pegar la figura de la lámpara. Luego hacen lo mismo con los gatos. Nosotros tomamos como referencia la altura de los cojines de nuestro sillón, porque queríamos que los gatos se vieran como si estuvieran sentados sobre ellos. Para eso tomamos la altura, y con un nivel en mano, trazamos una línea con lápiz donde queríamos que fueran los gatos. Sobre esa línea alineamos la parte de abajo y pegamos. La gata fue un poco difícil por lo mismo que son líneas delgadas, pero quedó bastante bien. Si se les rompe, no se preocupen, pueden pegar el pedazo, aunque deben de ser cuidadosos para que no se note. La gata de hecho se me rompió en una parte, pero no se ve.
Luego pegan las letras, haciendo lo mismo que con los gatos. Miden la altura a la que lo quieren, dibujan una línea con el nivel, y pegan. Después, hay que colorear los gatos, porque así se ven muy simplones. Para eso, utilicé pinturas acrílicas amarillo, rojo y blanco. Los collares los pinté de amarillo. Luego mezclé rojo y blanco para obtener rosa y pintar las orejas de los gatos, la nariz del gato y el hocico de la gata. Usé el mismo rosa para, con un esténcil de corazones (lo que hice fue que como se imprimieron los corazones del dibujo de los gatos, pues recorté esos y usé el papel con el hueco como esténcil) pintar los corazones alrededor de los gatos. Para darles un poco de dimensión, en algunas orillas dí algunos toques con blanco. Para la lámpara usé un poco de rojo en el centro, se difumina con amarillo, y en la orilla el amarillo se difumina con blanco. Traten de hacerlo en trazos circulares tomando como centro el centro de la lámpara.

También pinté algunos corazones sobre la frase. Moka no se quería mover. Cuando traté de moverla para pintar sobre la "I", me sacó la lengua.
Bueno, aquí les pongo un "close up" de los gatos. Creo que aquí se alcanza a ver la línea de lápiz abajo del dibujo. Y a ver si ven dónde se me rompió la gata, jeje.
Y aquí está de nuevo el mural terminado.

Aunque después se me ocurrió que le faltaban cosas al resto de la pared, así que pensé en ponerle "te amo" en varios idiomas por todos lados. Todavía ando en eso, cuando quede terminado, subiré fotos. ¡¡Hasta luego!!

2 comentarios:

Gabriela dijo...

Me encanta! Muy bonito.

Anónimo dijo...

Hermoso!